0

Con las manos en la masa

Publicado por el .

La Policía ha desmantelado lo que se conoce como un punto negro dedicado a la distribución de cocaína con la detención de dos vecinos de la villa de 31 y 32 años respectivamente, ambos con antecedentes por delitos contra la salud pública. Los detenidos contaban con un laboratorio clandestino donde cortaban la droga para posteriormente suministrarla.

Las fuerzas policiales comenzaron su investigación sobre estos dos chicos ante la sospecha de que distribuían sustancias estupefacientes y que además contaban con una cierta infraestructura que les permitía en mayor o menor medida adulterar y manipular la droga para sacar más dosis.
Después de varias pesquisas la policía localizó el laboratorio clandestino en un trastero ubicado en la calle Usandizaga, el cual comenzaron a vigilar a la espera de conseguir pillar a los infractores con las manos en la masa.

La paciencia pronto dio sus frutos y la policía detectó a los jóvenes saliendo del trastero en un coche y ante la sospecha de que pudieran llevar droga interceptaron el coche, donde encontraron una caja de cartón que contenía ocultos en una camiseta varios envoltorios de cocaína además de 1.105 euros en efectivo y otras dosis que llevaban oculta los chicos entre sus prendas.

Una vez registrado el trastero, la policía intervino una caja de herramientas con sustancias para adulterar la droga, una balanza de precisión, una batidora y diferentes efectos destinados a la manipulación, corte y distribución de droga.

Te puede interesar

Escribe un comentario